Las cosas como son

Las cosas como son

La reciente apertura del Budismo a Occidente no ha pasado de moda, como podría esperarse cuando se introducen enseñanzas tan amplias como éste da.

Cuando las personas preguntaban al Buda qué enseñaba y por qué, él respondía: “Enseño porque todos los seres buscan la felicidad y desean evitar el sufrimiento. Enseño cómo son las cosas. No crean ahora mis palabras porque el Buda se las ha dicho. Examínenlas bien. Sean su propia luz”.

En los 1.500 años que sus enseñanzas vivieron en India fueron llamadas “Dharma” y durante los últimos 1.000 años en Tíbet se han denominado “Chö”. Ambas palabras significan “Las cosas como son”. Entender “cómo son las cosas” es la clave de toda felicidad posible.

En este libro el Lama Ole resume la esencia de las enseñanzas que combinan el aspecto absoluto de la mente con las experiencias de la vida diaria y muestra el camino gozoso hacia esa realización; a su vez, involucra dos décadas de trabajo con miles de estudiantes. Ha sido impreso en 15 idiomas y contiene meditaciones que transforman los conceptos en experiencias.

“Las impresiones surgen y se desarrollan en la mente, son experimentadas por la mente y desaparecen de nuevo como las olas en el océano. ¿Son las olas y el océano lo mismo o son algo diferente?”