La Dorada Guirnalda Kagyu

El Budismo Tibetano está estructurado en la noción de una transmisión, en el paso de las enseñanzas y métodos del maestro al estudiante, quien a su vez, entrega las enseñanzas a sus propios estudiantes. Esto ha dado lugar al surgimiento de un número de linajes; líneas de descendencia de sabiduría del Dharma de un gran maestro al siguiente. Estos maestros (sustentadores) son a menudo lamas reencarnados, con sustentadores del linaje alternos, quienes sostienen la transmisión durante el período comprendido entre la muerte del lama reencarnado y la llegada de su próxima encarnación.

La escuela Karma Kagyu del Budismo Tibetano es un ejemplo de uno de estos linajes. El Karmapa, quien encarnó por primera vez en el siglo XII, y se encuentra ahora en su decimoséptima encarnación, es un tesoro de enseñanzas; los sustentadores de su linaje –quienes son reencarnaciones ellos mismos– son: la Shamar Rinpoche, Tai Situ Rinpoche, Jamgon Kontrul Rinpoche y Gyaltsap Rinpoche.

A veces, esto se llama el Linaje del Susurro, no porque el maestro literalmente susurró la enseñanza a su pupilo, sino más bien en referencia a la transmisión verbal continua a un número selecto de estudiantes de alto calibre.

El Linaje Karma Kagyu es la transmisión de los Yoguis entre las cuatro escuelas principales del Budismo Tibetano. Abarca tanto las enseñanzas antiguas (Nyingma) y las nuevas (Sarma) que alcanzaron al Tíbet. Siendo muy orientada a la práctica, la escuela Kagyu se denomina la escuela oral o de la perfección. El origen del Linaje Kagyu se remonta al siglo IX en los tiempos de la plena florecimiento del Budismo tántrico en la India. El primer maestro en esta tradición fue Tilopa, el renombrado Yogi y Mahasiddha (el perfeccionado). Tilopa recibió la transmisión directa de Dorje Chang (sanscrito: Vajradhara), el Buda celeste que simboliza la Dharmakaya, la mente última. Tilopa dio a su vez las enseñanzas susurradas a Naropa, quien anteriormente había sido rector de la Universidad de Nalanda en la India. Los doce años de servicio de Naropa a Tilopa son considerados como un gran ejemplo de devoción al maestro de uno.

El primer tibetano recibir la enseñanza fue Marpa, el traductor, llamado así debido a sus heroicos esfuerzos para llegar a India a pie, buscando a su maestro Naropa, y practicando pacientemente y traduciendo las enseñanzas del Mahamudra al tibetano. Marpa fue dueño de casa y terrateniente y reunió alrededor de él un número de los estudiantes; el principal fue Milarepa. Debido al mal karma adquirido a través de sus primeras acciones como un hechicero, Milarepa fue sometido a años arduo de trabajo purificador antes de que Marpa le concediera las enseñanzas. Milarepa pasó muchos años meditando en cuevas, ganó la profunda iluminación y se hizo famoso como un poeta y santo. Murió a la edad de 80, momento en el que el linaje pasó a Gampopa quien anteriormente había sido un médico. Gampopa fue el primer monje de la escuela Kagyu y organizó el sistema monástico Kagyu. Él también formuló la enseñanza en textos prácticos tales como la “Joya Ornamental de la Liberación” que describe el camino gradual hacia la liberación.

Cuatro escuelas principales y ocho secundarias se originaron a partir los tres discípulos principales de Gampopa. Todas las escuelas principales se fusionaron en la escuela Karma Kagyu con el Karmapa como la cabeza. El primer Karmapa, Dusum Khyenpa, fue el discípulo más dotado de Gampopa. Él manifestó un gran poder espiritual y pureza en los comienzos de su vida, y a sus dieciséis años recibió una Corona Negra sobrenatural de las dakinis y otras divinidades que le concedieron el conocimiento del pasado, presente y futuro. Este sombrero ha sido transmitido a todos los Karmapas posteriores quienes son reencarnaciones o tulkus de Dusum Khyenpa. Todos los Karmapas han trabajado incesantemente para difundir la enseñanza de Buda, y son reconocidos como emanaciones del Bodhisattva Chenrezig (sanscrito: Avalokitesvara).

Tilopa (988 – 1069)

El linaje Karma Kagyu se remonta a más de 200 años antes del primer Karmapa, a su fuente de conocimiento hindú, Tilopa. A menudo es visto y representado como un asceta en la parte superior de las pinturas tradicionales o thangkas de los árboles de refugio Kagyu. Tilopa, un brahmán de India oriental, era tan sólo un niño cuando se encontró con el famoso maestro Nagarjuna, cuyas habilidades sobrenaturales más tarde causaron que un oráculo del estado seleccionara a Tilopa como gobernante de un pequeño reino hindú. Algunos años más tarde, desencantado del poder mundano, se convirtió en monje en el Templo Tántrico de Somapuri en Bengala. Se dice que un día una dakini (una dadora de sabiduría femenina) vino a él en una visión y le ofreció su conocimiento como una ruta a la iluminación. Aprovechando esta oportunidad, Tilopa le pidió sus enseñanzas y recibió la iniciación en el Tantra de Chakrasamvara, las cuales como eran sus habilidades, él fue capaz de entender fácilmente. Durante doce años practicó esta enseñanza en Somapuri, pero cuando en el monasterio lo vieron tomar a una consorte femenina para la práctica del yoga en unión, se vio obligado a abandonar la comunidad.

Tilopa aprovechó su expulsión para viajar a través de India, investigando a muchos maestros y aprendiendo sus métodos. Durante este período se ganaba la vida moliendo semillas de sésamo (sanscrito: Til) para fabricar aceite, dándole el nombre por el que lo conocemos hoy. Recibió la transmisión directa del Mahamudra y otras enseñanzas del Buda Vajradhara (tibetano: Dorje Chang), quien se convirtió en su gurú raíz. Aunque eligió a vivir en regiones remotas e inhóspitas, su fama como maestro de meditación le trajo estudiantes excelentes, de quien eligió a Naropa como el sustentador del linaje.

Naropa (1016 – 1100)

Nacido con el nombre de Samantabhadra, un príncipe bengalí, Naropa (1016-1100) se rebeló desde joven contra su formación real. A los ocho años de edad, exigió ir a Cachemira, para seguir una educación intelectual con los mejores maestros de la época; tres años más tarde, finalmente logró dedicarse al estudio de la lógica, la ciencia, la gramática, la retórica y el arte.

Mientras tanto, sus padres de acuerdo con la costumbre de la época, habían arreglado su matrimonio con Vimaladipi, una mujer brahmán. La ceremonia tuvo lugar a su regreso, pero ocho años más tarde Naropa insistió en la disolución, y rápidamente volvió a Cachemira para ser ordenado y emprender más estudios.

Varios años más tarde, a los 28 años de edad, sus intereses lo condujeron a la Universidad de Nalanda, cerca de Pullahari, famosa por sus filósofos budistas, y de la cual él convirtió en abad oportunamente. Pero, entonces, ante él apareció una dakini que le dijo que practicar la meditación era más importante que filosofar; que debía buscar a un tal Tilopa para recibir instrucciones suyas. Abandonando sus votos, Naropa partió hacia el este para encontrar a su maestro, a menudo se le ve con Naropa en las thangkas. Eventualmente encontró a Tilopa, quien sin darle ningún reconocimiento, lo puso a doce pruebas agotadoras. Sin embargo, perseveró y dominó las enseñanzas de Tilopa, y tuvo sus propios discípulos.

Marpa (1012 – 1097)

Dos de los discípulos de Naropa fueron encontrados en la carretera por un tibetano, Marpa (1012-1097), cuando iban a Nepal en busca del dharma. Budista desde su temprana juventud, él había aprendido el sánscrito del lama sakya Drogmi, entonces intercambió todas sus pertenencias por oro, en preparación para su búsqueda. Fue tan impresionado por los discípulos de Naropa, que decidió convertirse en uno. Durante muchos años recibió enseñanzas de Naropa, así como también estudió con una variedad de maestros famosos hindúes, incluyendo a Jnanagarbha, Kukuripa y Maitripa. Habiendo practicado y realizado las enseñanzas, Marpa regresó a Lhodrag en el sur de Tíbet, donde vivió con su esposa Dagmema y sus dos hijos, y pasó varios años traduciendo las escrituras budistas del sánscrito al tibetano vernáculo. Célebre como traductor, atrajo a un grupo de estudiantes a quienes trasmitió el fruto de su investigación en India. Después de dos expediciones más a la India, desde las que llevó consigo todavía más enseñanzas a través de los pasos montañosos al Tíbet, volvió para encontrar a un estudiante llamado Milarepa que había sido enviado a él.

Milarepa (1052 – 1135)

Nació en la provincia de Gungthang del Tíbet occidental, cerca a Nepal, Milarepa (1052-1135) tuvo una niñez difícil y una juventud oscura. Tenía sólo siete años cuando su padre murió, sus parientes asumieron la propiedad de su padre y maltrataron a la desconsolada familia. Su madre, amargada, envió a Milarepa a aprender magia negra, para vengarse de aquellos que habían arruinado su vida. Se le dio su deseo, Milarepa demostró ser hábil en las prácticas que le enseñaron, y desató una ola de destrucción, matando a muchos. Pero llegó a lamentar sus acciones, y buscó ayuda para librarse del mal karma que había adquirido durante su adolescencia vengativa. Primero se conectó a un lama nyingma Rongton, quien, observando que Milarepa tenía una afinidad con Marpa, lo envió a esperar el regreso de Marpa de sus viajes.

La recompensa de Milarepa fue a sufrir años de pruebas en manos de su maestro. Entre otras pruebas, construyó una torre de nueve pisos según las especificaciones de Marpa. Pero finalmente, Marpa le dio a Milarepa la transmisión completa de todo lo que había aprendido de Naropa y otros maestros hindúes. Practicando estas enseñanzas durante muchos años, Milarepa alcanzó la iluminación y ganó fama por sus canciones. De sus propios estudiantes, Gampopa se convirtió en el sustentador de su linaje.

Gampopa (1079 – 1153)

Nació en Nyal, en Tíbet oriental, Gampopa (1079-1135) fue hijo de un médico y médico él también. Se casó a principio de los 20 años y tuvo dos hijos. Varios años más tarde, una epidemia tomó ambas vidas, a pesar de de sus conocimientos no pudo hacer nada. Su esposa cayó enferma de la misma enfermedad, y del mismo modo falló en responder a su ayuda, le suplicó que cuando ella falleciera no se casara otra vez, sino que se convirtiera en monje. Uno podría cuestionar sus motivos, pero sin embargo, a la edad de 26 años, Gampopa se convirtió en un novicio de la tradición Kadampa. Él se aplicó, trabajando con muchos maestros y alcanzó un alto grado de conocimiento antes, a los treinta y dos años, oyó hablar de Milarepa. Sintiendo una profunda devoción en respuesta a estos relatos, y comprendiendo que debía ser su verdadero maestro, emprendió una agotadora aunque finalmente exitosa búsqueda para encontrarlo. Gampopa, un escritor talentoso y de gran visión, le fue confiado por Milarepa con la transmisión Kagyu completa, fue el único de los estudiantes de Milarepa quien recibió tal honor, antes de dejar a Milarepa ir a hacer un retiro en Dagpo en el sureste de Tíbet. Allí fundó el monasterio de Daglha Gampo, donde enseñó a muchos discípulos. Cuatro de ellos fueron los fundadores de las cuatro ramas Kagyu principales. Ocho ramas secundarias aparecerían más tarde. Uno de los cuatro, Dusum Khyenpa fue el siguiente sustentador del linaje Kagyu y el primer Karmapa.

El primer Karmapa Dusum Khyenpa (1110 – 1193)

Hijo de un practicante budista de Ratay en Tíbet oriental, Dusum Khyenpa (1110-1193) recibió sus primeras enseñanzas del dharma de su padre, y continuó su educación con otros maestros budistas de la región hasta los veinte años. Luego se trasladó a Tíbet central donde pasó los siguientes doce años en meditación y estudio con eruditos famosos, entre ellos Kyabpa Chokyi Senge e y Patsab Lotsawa Nyima Trag.

A la edad de treinta años recibió enseñanzas Kagyu de Gampopa; él fue conectado anteriormente con el linaje por enseñanzas que recibió de Rechungpa y de otros estudiantes de Milarepa. La profundidad de su práctica era tal que desarrolló siddhis (poderes) que le permitieron visitar a los sitios sagrados del Camino del Diamante en la India. En uno de ellos, Udhiyana, dakinis compartieron sus enseñanzas de sabiduría con él.

A los 44 años, dejó el Tíbet central para volver a la región de su nacimiento y dedicó los siguientes treinta y nueve años, hasta su muerte, estableciendo tres monasterios prósperos, compartiendo las enseñanzas Kagyu y entrenando a sus estudiantes. De ellos, eligió a Drogon Rechen para ser el próximo sustentador del linaje.

Drogon Rechen (1148 – 1218)

Nació en Tsang, en Tíbet central, Drogon Rechen (1148-1218) fue aprendiz del lama kagyu Sangri Repa cuando sólo nueve años de edad. Antes de que el muchacho completara su educación, el lama enfermó y sabiendo que moriría, envió a Drogon Rechen de para encontrar a los discípulos de Milarepa, sabiendo de que eran capaces de hacer de su pupilo, un maestro consumado. Además de seguir el consejo de su maestro, Drogon Rechen recibió también enseñanzas nyingma de Vimalamitra, un maestro hindú. Con la práctica asidua, alcanzó gran realización. Escuchando informes del primer Karmapa, Drogon Rechen quiso evaluar a este rival potencial. En esa reunión, el despliegue de los poderes de Karmapa sobrecogió al hombre más joven, quien inmediatamente se convirtió en discípulo del Karmapa. Eventualmente recibió la transmisión Kagyu, y se convirtió en el sustentador del linaje.

Pomdragpa Sonam Dorje (1170 – 1249)

Un día, Drogon Rechen fue visitado por un Pomdragpa Sonam Dorje (1170-1249), quien lo reconoció inmediatamente como muy talentoso, y el siguiente sustentador de linaje Kagyu. Este muchacho, letrado desde los cinco años de edad, y un estudiante del lama Lhakang Gang desde la edad de nueve años, había oído hablar de Drogon Rechen cuando tenía catorce años, y había sentido la obligación de verlo, convencido de que Drogon Rechen iba a ser su maestro. Pomdragpa Sonam Dorje recibió las enseñanzas Kagyu completas, y se convirtió en un maestro talentoso, cuyo principal estudiante fue Karma Pakshi, el segundo Karmapa.

El segundo Karmapa Karma Pakshi (1204 – 1283)

Nació en Tsakto Chilay en Tíbet oriental, el segundo Karmapa, Karma Pakshi (1204-1283), fue algo de un niño prodigio. A la edad de seis años, el mismo se había enseñado a leer y escribir.

A los diez años, él había demostrado una memoria fotográfica para los textos. En su camino hacia Tíbet central para su educación, se encontró con Pomdragpa Sonam Dorje, a quien le habían dicho por una visión de Dusum Khyenpa, el primer Karmapa, que este muchacho se convertiría en el siguiente sustentador del linaje.

Karma Pakshi fue persuadido para permanecer, y recibió la transmisión Kagyu. En el tiempo, fue célebre por sus poderes, y tuvo estudiantes a lo largo de Tíbet, China y Mongolia.

Drubtob Urgyenpa (1230 – 1300)

Drubtop Urgyenpa (1230-1312) fue el siguiente en sostener el linaje. Nació en Lato, en el norte de Tíbet, fue un meditador natural, quien decidió que primero debería estudiar filosofía budista antes de empezar con su práctica seria de meditación.Por lo que de los siete a los dieciséis años, se aplicó a los textos. Después fue a Podong Er, un monasterio en la provincia de Tsang, famoso por la calidad de sus enseñanzas, donde se destacó entre sus contemporáneos. No siendo una persona que se duerme sobre sus laureles, tomó las enseñanzas Kagyu del maestro Gotsangpa, antes de embarcarse por un tiempo en un viaje a Nepal, China, Pakistán y la India, para aprender y aprender de tantos maestros como pudiera encontrar.

A los 53 años, Urgyenpa encontró a Karma Pakshi, quien además de darle las enseñanzas Kagyu completas, predijo que él sería el principal maestro del tercer Karmapa, su próxima encarnación.

El tercer Karmapa Rangjung Dorje (1284 – 1339)

El tercer Karmapa, Rangjung Dorje (1284-1339) nació en Dingri Langkor, asombrando a los presentes por haberse sentado y proclamado a sí mismo como el Karmapa. Tres años más tarde renovó sus afirmaciones haciéndose a sí mismo un sombrero negro y volviendo a declararse a sí mismo como el Karmapa. Dos años más tuvieron que a pasar antes de que conociera a Drubtop Urgyenpa, quien reconoció al niño como la reencarnación de Karma Pakshi, y le dio a él la corona de negra real, todas las posesiones del segundo Karmapa y -no menos- todas las enseñanzas Kagyu.

No contento con esto, Rangjung Dorje buscó a maestros de todas las tradiciones budistas de la época, estudiando con Trophu Kunden Sherab y Nyenre Gendun Bum, entre otros. Como resultado, consiguió una gran fama y atrajo algunos discípulos. Un hombre práctico, construyó puentes, así como centros de meditación, beneficiando la vida cotidiana de sus compatriotas, así como su vida espiritual. Para la posteridad, escribió muchos textos y comentarios, conservando muchas de las enseñanzas en una forma que utilizamos hoy.

Sus dos principales discípulos fueron Gyalwa Yungton Dorje Pal, quien se convertiría en el siguiente sustentador del linaje, y el primer Shamarpa, Khaydrup Dragpa Senge. El linaje de Shamarpas es la segunda línea de reencarnaciones en la historia de la tradición tibetana (Los Karmapas son la primera), y comenzó cuando Rangjung Dorje presentó a Khaydrup Dragpa Senge con una corona de rojo-rubí y el título de Shamarpa (Sustentador de la Corona Roja). La Corona Roja es una réplica exacta de la Corona Negra usada por los Karmapas, y ejemplifica la estrecha relación que existe entre ellos.

Estas dos coronas son símbolos de las actividades que se benefician a los seres, y en ningún modo denotan linajes separados. Tanto el “Lama de la Corona Negra” y el “Lama de la Corona Roja” son del linaje Karma Kagyu. Shamarpa es conocido también como una manifestación de Amithaba, el Buda de la Luz Ilimitada.

Gyalwa Yungton Dorje Pal (1296 – 1376)

Gyalwa Yungton Dorje Pal (1296-1376) nació en el sur de Tíbet, en Tsongdu Gurmo, en cuya plaza de mercado, a la edad de cinco años, encontró al erudito Trophu Khenchen Sonam Senge. Separándose de su madre, el niño mostró tal devoción que se le dieron los votos del refugio y los preceptos laicos allí y entonces. A los 15 años entró al monasterio nyingma, Ugpa Lung, donde los lamas Zurchung y Bale lo instruyeron en el Tantrayana. Continuó su carrera académica en la Universidad Monástica de Shalu, logrando alto renombre como el más adepto a los Sutras y a los Tantras. Sólo después de encontrarse con el tercer Karmapa, y aprender el significado último de las enseñanzas, logró la más alta realización.

El cuarto Karmapa Rolpe Dorje (1340 – 1383)

El cuarto Karmapa, Rolpe Dorje (1340-1383) emuló a su encarnación anterior al sentarse en el momento de su nacimiento, en la provincia de Kongpo en el Tíbet central, y hablando, esta vez elegir a recitar el mantra de Chenrezig “OM MANI PEME HUNG SHRI“.

Habiendo –como su encarnación anterior– dejado instrucciones claras con su Secretario, Rinchen Pal, qué señales buscar, el niño fue encontrado rápidamente, y su entrenamiento comenzó. A losseis años tomó los votos del refugio y los preceptos laicos de Tokden Gon Gyalwa, quien también enseñó al joven Karmapa el Tantrayana.

Tenía doce años antes de viajar al Tíbet central, conoció al sustentador del linaje Gyalwa Yungton Dorje Pal, y procedió a convencer el hombre mayor de su autenticidad al narrar muchas anécdotas de su vida anterior como el tercer Karmapa. El fue a solicitar a Gyalwa Yungton Dorje Pal para que le diera la transmisión de las enseñanzas Kagyu. Una vez finalizada su educación a manos de su antiguo alumno, Rolpe Dorje viajó extensamente a través de Tíbet y China, enseñanza y tomando discípulos; el más destacado de estos fue el segundo Shamarpa, quien se convirtió en el siguiente sustentador del linaje.

El segundo Shamarpa Kacho Wangpo (1350 – 1405)

El segundo Shamarpa, Kacho Wangpo, había sido reconocido por el cuarto Karmapa como la reencarnación de Khaydrup Dragpa Senge, el primer Shamarpa, cumpliendo así con una predicción del segundo Karmapa, Karma Pakshi, que decía “Los Karmapas futuros se manifestarán en dos formas”. Los archivos tibetanos históricos, tales como los textos de Golo Shonnu Pal (1392-1481), Pawo Tsuglag Trengwa (1504-1516), el quinto Dalai Lama, Ngawang Lozang Gyamtso (1617-1682) y el octavo Situpa, Chokyi Jungnay (1700-1774), hablaban de Karmapa como Karma Shanakpa (el Karmapa de la Corona Negra), y de Shamarpa como Karma Shamarpa (el Karmapa de la Corona Roja).

El quinto Karmapa Deshin Shegpa (1384 – 1415)

Deshin Shegpa, el quinto Karmapa, (1384-1415), nació en la región de Nyang Dam al sur de Tíbet, inmediatamente se sentó, limpió su rostro y declaró: “Yo soy el Karmapa – OM MANI PEME HUNG SHRI“. Rinchen Pal, el secretario del tercer Karmapa, quien identificó y se convirtió en el secretario del cuarto Karmapa, también había ubicado a este niño, y debido a los eventos le sirvió como secretario por tercera vez.

Deshin Shegpa fue llevado a Tsawa Phu en Kongpo, donde vivían un número significativo de discípulos del cuarto Karmapa. Shamar Kacho Wangpo inmediatamente reconoció al niño como la encarnación de Rolpe Dorje y le entregó la Corona Negra y otras posesiones del cuarto Karmapa. Él fue a darle al Karmapa ciclo completo de enseñanzas Kagyu.

Este Karmapa fue un viajero famoso, enseñando a lo largo de Tíbet, Mongolia y China, donde fue invitado por el emperador, Tai Ming Chen, quien con entusiasmo se convirtió en un estudiante de Deshin Shegpa. Regresando al Tíbet después de algunos años, Karmapa construyó muchos templos y estupas, y continuó enseñando y dando empoderamientos. Él encontró a la siguiente reencarnación de Shamar, Chopal Yeshe, arregló su ordenación y le dio la transmisión Kagyu. El siguiente sustentador del linaje, sin embargo, fue su estudiante Ratnabhadra.

Ratnabhadra (siglo XV)

Ratnabadra (tibetano: Rinchen Zangpo) (siglo XV) nació en la provincia de Soksam, y se ordenó siendo todavía muy joven. Recibió su educación de manos de los maestros más destacados de la época, y se convirtió en uno de los más grandes eruditos y maestros de meditación de su tiempo. Habiendo recibido instrucciones del significado último de las enseñanzas Kagyu por parte del quinto Karmapa, logró una completa realización de la naturaleza absoluta de la realidad. A su tiempo, se convirtió en el maestro del sexto Karmapa, Tongwa Donden.

El sexto Karmapa Tongwa Donden (1416 – 1453)

El nacimiento del sexto Karmapa, Tongwa Donden (1416-1453), en Ngomto Shakyam cerca de Karma Gon en Tíbet oriental, estuvo marcado por muchos signos auspiciosos. Un mes más tarde, llevado por su madre mientras estaba mendigando, él se emocionó sumamente cuando en su camino se cruzó de Ngompa Chadral, un estudiante del quinto Karmapa.

Ngompa Chadral preguntó la identidad del niño, quien le sonrió de vuelta y respondió: “Yo soy el Karmapa”; él cuidó al bebé durante siete meses, antes de llevarlo a Karma Gon, uno de los tres monasterios principales del Karmapa en Tíbet. Tan joven como era, Tongwa Donden empezó inmediatamente a enseñar. A los tres años, conoció a Ratnabhadra y recibió la transmisión completa Kagyu. A los seis, creó varios rituales Tántricos.

El tercer Shamarpa, Chopal Yeshe, llegó a Karma Gon durante este período para coronar al Karmapa, y para darle enseñanzas. Él tenía nueve años cuando fue ordenado por Khenchen Sonam Zangpo en el monasterio de Wolkar Tashi Tang. La vida Tongwa Donden fue dedicada a dar enseñanzas y a construir monasterios y templos, a lo largo de Tíbet. Bengar Jampal Zangpo y el primer Gyaltsap, Goshir Paljor Dondrup, fueron sus dos estudiantes principales y se convirtieron en los sustentadores del linaje. Ellos se convertirían en los principales maestros del séptimo Karmapa, Chodrag Gyamtso.

Bengar Jampal Zangpo (siglos XV-XVI)

Bengar Jampal Zangpo (siglos XV-XVI), nació en Damshang en Tíbet oriental, comenzó su práctica budista desde muy joven, practicando la meditación de Tara durante varios años hasta que, perfeccionándola, fue capaz de encontrarse con Tara. Tsalmig Samten Zangpo le dio la ordenación cuando tenía veinte años, tras lo cual estudió el Sutrayana y Vajrayana con Rongton, un gran erudito. Pasó otros cuatro años tomando las enseñanzas en las Seis Yogas de Naropa del sexto Karmapa. Habiendo logrado la realización completa del significado de las enseñanzas Kagyu, estaba plenamente calificado para ser el maestro del séptimo Karmapa.

Goshir Paljor Dondrup (1427 – 1489)

Goshir Paljor Dondrup (1427-1489) nació en Nyemo Yakteng en Tíbet central, llegando a estar bajo la tutela del sexto Karmapa cuando tenía cinco años. Nueve años más tarde, Karmapa nombró a Paljor Dondrup como su secretario, y para su educación y entrenamiento lo asignó a Shamar Chopal Yeshe, Nyak Pokpa Sonam Zangpo, y Benkar Jampal Zangpo.

El séptimo Karmapa Chodrag Gyamtso (1454 – 1506)

El séptimo Karmapa, Chodrag Gyamtso (1454-1506), nació en Kyilha en el norte de Tíbet. Limpiando su rostro inmediatamente después de su nacimiento, se reportó que dijo “AH”, la sílaba en Sánscrito que simboliza la naturaleza última de la realidad.

El monasterio cercano de Ngarteng Nyewo estaba encabezado por un Cho Paljor, un estudiante del sexto Karmapa, quien tuvo un sueño de que su maestro había tomado renacimiento en Kyilha. Él lo buscó, y encontró al niño de semanas. El bebé inmediatamente reconoció las posesiones del sexto Karmapa y colocó sus manos en bendición sobre la cabeza de Cho Paljor.

Siete semanas más tarde, Chodrag Gyamtso fue llevado a Arik Thang, donde había enseñado Tongwa Donden, y donde había un asiento enorme, como un trono, hecho losas de piedra. Él bendijo a las diez mil personas que habían venido a darle la bienvenida. A los cuatro años, le dieron una serie empoderamientos de Goshir Paljor Dondrup, y a los ocho años, en Karma Gon, recibió las enseñanzas Kagyu de Bengar Jampal Zangpo y Goshir Paljor Dondrub.

Denma Drubchen Tashi Paljor (1457 – 1525)

Denma Drubchen Tashi Paljor (1457-1525) nació en la provincia de Den, en Tíbet oriental. Cuando tenía cinco años de edad, escuchando el nombre del Karmapa, mostró una devoción impresionante; un año después se encontraron personalmente, y el Karmapa le otorgó el nombre de Tashi Paljor al muchacho. El erudito Sangye Pal fue su tutor en los sutras desde los nueve a los dieciséis años, después de los cuales Tashi Paljor decidió volver con el Karmapa, razonando que sólo un maestro excepcional podría guiarlo al estado de iluminación. Durante siete años aprendió del Karmapa, a continuación, tomó la vida de Milarepa como su ejemplo y se fue a las montañas, entendiendo que la liberación del samsara sólo puede lograrse practicando las enseñanzas en la vida diaria. Después de veinte años en retiro solitario, logró la realización completa y llegó a ser maestro del octavo Karmapa, Mikyo Dorje.

El octavo Karmapa Mikyo Dorje (1507 – 1554)

En su nacimiento en la provincia de Nagam Chu, en Tíbet oriental, el octavo Karmapa, Mikyo Dorje (1507-1554), se sentó y declaró “¡Yo soy el Karmapa! ¡Yo soy el Karmapa!”. Su padre buscó a Situ Tashi Namgyal, para solicitarle consejo sobre su notable hijo. Le dijeron que el niño probablemente era la reencarnación del Karmapa, y lo instruyeron para cuidarlo y criarlo con eso en mente. Casi simultáneamente, una familia llamada Amdo, de Kongpo en Tíbet central, trajo la información de que su hijo afirmaba ser el Karmapa.

A Gyaltsap Tashi Namgyal le pidieron que observara con cuidado a este segundo niño. Mientras tanto, el primer hijo había sido llevado a Lho Rong, en la provincia de Riwo Che, donde se habían reunido un número de discípulos del Karmapa anterior. Ellos estaban convencidos de que esta era la reencarnación de su maestro. Y así comenzó un período de pruebas, como cada una de las dos facciones persistía en el apoyo a su candidato particular. Finalmente, Gyaltsap organizó para que los dos niños se encontraran y fueran evaluados. Siguiendo la tradición, a cada uno se le pidió que seleccionara de una variedad aleatoria de objetos, las posesiones del Karmapa anterior.

Mikyo Dorje demostró poder elegir los objetos correctos; su rival, no. Así era, Mikyo Dorje fue proclamado Karmapa, y anunció inmediatamente que su rival era, de hecho, la reencarnación de Zurmang Chungtsang del Monasterio de Zurmang en el este del Tíbet.

Mikyo Dorje tomó las enseñanzas Kagyu completas de Tashi Paljor, y acabó sus estudios con una gama de maestros consumados. Pasó a escribir muchos tratados, y fundó varios colegios monásticos. Seleccionó como sustentador del linaje al quinto Shamarpa, Konchog Yenlag, a quien él había identificado, y a quien había pasado transmisión Kagyu, afirmando que las encarnaciones del Karmapa y Shamarpa son inseparables, y de la misma corriente de mente.

El quinto Shamarpa Konchog Yenlag (1526 – 1583)

El quinto Shamarpa, Konchog Yenlag (1526-1583), se convirtió en un gran erudito y maestro de meditación, escribiendo siete textos excelentes sobre la práctica de la meditación. Él reconoció y se convirtió en el maestro del noveno Karmapa, Wangchuk Dorje.

El noveno Karmapa Wangchuk Dorje (1556 – 1603)

El noveno Karmapa, Wangchuk Dorje (1556-1603), nació en la región de Treshod en Tíbet oriental. Él también se sentó en el momento de su nacimiento y declaró “¡Yo soy el Karmapa!”. No es de extrañar que esto engendrara un justificado alboroto en el vecindario que llegó a oídos de Kyamo Nangso Chokyung Tashi, un estudiante de Mikyo Dorje, a quién le había dicho su maestro que nuevamente estaría a su servicio en su próxima encarnación.

Él fue a ver al niño y lo llevó al Monasterio de Kyamo Lhundrub Tse. Eventualmente, Shamar Konchog Yenlag y Situ Chokyi Gocha oyeron hablar de este niño especial, y determinaron que sí era de verdad el Karmapa. Situpa se aprestó a viajar para visitar al niño y darle el empoderamiento de Amitayus, el Buda de la Vida Ilimitada. No fue sino hasta después, en Lhundrub Tse, que Shamarpa se encontró con el nuevo Karmapa, y le dio los votos del refugio y extensas enseñanzas.

Una vez que había recibido Wangchuk Dorje la transmisión Kagyu completa, empezó a viajar y a enseñar a lo largo de Tíbet. Con frecuencia actuó como árbitro en disputas locales, y tomó varios pasos para mejorar las condiciones de vida de las personas; como resultado, fue considerado como el líder secular del Tíbet, así como un gran líder religioso.

El sexto Shamarpa Chokyi Wangchuk (1584 – 1629)

Las habilidades para el debate del sexto Shamarpa, Chokyi Wangchuk (1584-1629), eran tan extraordinarias, que fue conocido como el Pandita del Norte, el omnisciente Shamarpa en quien se deleitaba Manjushri. Todavía más famoso por su visión profunda, había memorizado cincuenta volúmenes de los sutras y los tantras a la edad de diecisiete años, y fue más tarde que escribió diez textos que explican las tradiciones del sutra y del tantra. Fue el maestro de Desi Tsangpa, quien gobernó en Tíbet central, y fue mientras viajaba en el este de Tíbet, haciendo con éxito de mediador en una perturbación regional, que reconoció y se convirtió en el maestro del décimo Karmapa, Choying Dorje. Subsecuentes viajes lo llevaron a Nepal, donde enseñó Budismo en el sánscrito original al rey Laxman Naran Singh, y a otros devotos, y en donde murió eventualmente en las montañas de Helampur, cerca de una cueva en la que Milarepa, el gran yogui de Tíbet, había meditado una vez.

El decimo Karmapa Choying Dorje (1604 – 1674)

El décimo Karmapa, Choying Dorje (1604-1674), nació en Khaytri Tang en la provincia de Golok, en el noreste de Tíbet. Fue identificado como la reencarnación y entronizado por el sexto Shamarpa, Chokyi Wangchuk, quien también le dio la transmisión Kagyu completa.

El Karmapa viajó a lo largo de Tíbet, enseñando y promoviendo el bienestar del pueblo, hasta que surgieron ciertas dificultades políticas. Ngawang Lozang Gyamtso, el quinto Dalai Lama, se había convertido en el gobernante oficial de Tíbet, un papel que seguirían desempeñando sus sucesivas encarnaciones.

Estableció un pacto con el gobernante Mongol Goshir Khan; la persecución sectaria resultante debilitó gravemente la doctrina Kagyu en Tíbet, y colocó al Karmapa en una posición tan difícil que se vio obligado a abandonar el país. Viajando a través de Nepal y Birmania hasta Yunnan en China, Choying Dorje convirtió la necesidad virtud y fundó monasterios a lo largo de su ruta.

Veinte años debían pasar antes de que pudiera volver a su patria. Identificó al séptimo Shamarpa, Yeshe Nyingpo y con la transmisión de las enseñanzas Kagyu, lo seleccionó como sustentador de linaje.

El séptimo Shamarpa Yeshe Nyingpo (1631 – 1694)

El séptimo Shamarpa, Yeshe Nyingpo (1631-1694), consagró su vida a la meditación. Siguiendo las instrucciones que le fueron dadas por Choying Dorje, reconoció a la encarnación del decimoprimer Karmapa y se convirtió en su maestro.

El decimoprimer Karmapa Yeshe Dorje (1676 – 1702)

El decimoprimer Karmapa, Yeshe Dorje (1676-1702), nació en Maysho en Tíbet oriental. Una vez identificado por Shamar Yeshe Nyingpo, fue llevado a su monasterio de Yangchen, en Tíbet central, antes de ser entronizado en el monasterio del monasterio de Tsurpu, una de las tres sedes principales del Karmapa en Tíbet.

No sólo Shamarpa le dio las enseñanzas Kagyu, sino que Yongay Mingur Dorje y Taksham Nuden Dorje también le dieron las enseñanzas Tercho, las cuales se originaron con Padmasambhava, el maestro hindú, cumpliendo con ello una profecía de Phamasambhava, grabadas en las escrituras, en el sentido de que el decimoprimer Karmapa sostendría ciertos linajes Tercho.

Yeshe Dorje también localizó e identificó al octavo Shamarpa, Paichen Chokyi Dondrub, quien se convirtió en su estudiante cercano y siguiente sustentador del linaje.

El octavo Shamarpa Chokyi Dondrub (1695 – 1732)

El octavo Shamarpa, Paichen Chokyi Dondrub (1695-1735) nació de una familia nepalesa en Helampur, Nepal, en la misma área donde habían muerto dos encarnaciones previas. Yeshe Dorje envió a un representante con instrucciones precisas acerca de dónde encontrar al muchacho; fue llevado a Tíbet a la edad de siete años, y entronizado por el Karmapa, quien desde entonces supervisó su educación.

El decimosegundo Karmapa Changchub Dorje (1703 – 1732)

El decimosegundo Karmapa, Changchub Dorje (1703-1732), nació en Chile Chakhor en la provincia de Derge en Tíbet oriental. Shamarpa oyó hablar de las acciones de un niño notable y envió a un grupo a investigar.

Sus enviados trajeron el niño a Karma Gon, uno de los monasterios principales de Karmapa, donde conoció a Shamarpa Paichen Chokyi Dondrub. Los dos pasaron el resto de sus vidas juntos, viajando y enseñando en Nepal, Sikim, Bután, India y China. Sólo un día separó sus muertes. Los dos le dieron la transmisión Kagyu al octavo Situpa y lo nombraron sustentador del linaje.

El octavo Situpa Chokyi Jungne (1700 – 1774)

El octavo Situpa, Chokyi Jungnay (1700-1774), fue el estudiante del octavo Shamarpa, Chokyi Dondrub. En su autobiografía, “El claro Espejo de Cristal”, Situpa establece que Shamarpa es una emanación de Amithaba, el Buda de la Luz Ilimitada, y que era su vínculo con Shamarpa lo que le había dado significado a su vida. Él comenta también que Karmapa y Shamarpa son de igual estatus, indicado por sus tronos al ser de la misma altura. El decimosegundo Karmapa y el octavo Shamarpa se encontraron con Situ Chokyi Jungnay en Tíbet oriental en 1735, cuando estaban en camino a China. Una vez que supo de sus muertes, Situpa comenzó la búsqueda, ayudado por el maestro nyingma, Kato Rigdzin Tsewang Norbu.

El decimotercer Karmapa Dudul Dorje (1733 – 1797)

El decimotercer Karmapa, Dudul Dorje (1733-1797), nació en Champa Drongsar en el sur de Tíbet, y una vez localizado por Situpa, fue traído al monasterio de Tsurpu a la edad de cinco años. En una nueva escalada de los sectarismos políticos de la época, el entonces gobernante del Tíbet, el séptimo Dalai Lama, Kalzang Gyatso, con su primer ministro, Sonam Topgyal, instituyeron una regla del que todos los funcionarios gubernamentales debían ser Gelugpas.

Como consecuencia de ello, se requería la aprobación del Dalai Lama para la nueva encarnación del Karmapa. Finalmente, y a pesar de ello, fueron entronizados el decimotercer Karmapa y el noveno Shamarpa, Geway Jungnay. El Karmapa recibió las enseñanzas completas de Situpa, pero el Shamarpa sólo vivió durante ocho años, precipitando otra controversia. Posteriormente, Dudul Dorje y Situpa, una vez más ayudados por Kato Rigdzin Tsewang Norbu, reconocieron la reencarnación de Shamarpa en un hermano más joven del cuarto Panchen Lama, Palden Yeshe.

El séptimo Gyaltsap Rinpoché (1699-1765), sin embargo, había instalado al hijo de la adinerada familia Ger Namsayling como dicha reencarnación, con la aprobación de los monjes de Shamarpa, en el monasterio de Yangpachen, su sede principal en Tíbet. La disputa eventualmente llegó a las cortes, decidió que, que el Karmapa, de hecho, había localizado la verdadera encarnación.

El décimo Shamarpa Chodrub Gyamtso (1742 – 1793)

El décimo Shamarpa, Mipam Chodrub Gyamtso (1742-1793), fue consecuentemente entronizado y educado tanto por Karmapa como por Situpa. Se convirtió en un gran erudito y maestro de meditación. En los años 1780 fue a Nepal, donde se restaur’o la Estupa de Swayambhu, un sitio famoso de peregrinación, e influyó a muchos estudiantes por su erudición, antes de morir eventualmente cerca de la Estupa de Boudhanath, otro de los sitios de budistas de Nepal.

El noveno Situpa Pema Nyinche Wangpo (1774 – 1853)

El noveno Situpa, Pema Nyinche Wangpo (1774-1853) también fue encontrado e identificado por el decimotercer Karmapa, con la ayuda de Dudul Dorje, el décimo Shamarpa, y del séptimo Pawo, Tsuglag Gawa (Los Pawo Rinpoches son otra línea de reencarnación de lamas asociada con el linaje Karma Kagyu). Pema Nyinche Wangpo fue entronizado por Karmapa. Gurú Rinpoche, el maestro hindú, también conocido como Padmasambhava, quien llevó las enseñanzas budistas a Tíbet, había dicho que volvería como un Pema Nyinche Wangpo. Sus dos maestros principales fueron el decimotercer Karmapa y el décimo Shamarpa, aunque él amplió sus estudios con una gama de maestros. Inició muchos centros de retiro, donde enseñó el dharma y alentó la propagación de las prácticas de meditación Kagyu. Se convirtió no sólo en el maestro del decimocuarto Karmapa, sino también el de Jamgon Lodro Thaye.

El decimocuarto Karmapa Thegchog Dorje (1798 – 1868)

El decimocuarto Karmapa, Thegchog Dorje (1798-1868), nació en la aldea de Danang, en la región de Kham en Tíbet oriental. Fue identificado por Drukchen Kunzig Chokyi Nangwa, el poseedor de la carta del decimotercer Karmapa en la que daba los detalles de de su próxima reencarnación.

Thegchog Dorje fue ordenado por Pema Nyinche Wangpo y Drukchen Kunzig Chokyi Nangwa, quienes fueron a darle la transmisión Kagyu completa a Karmapa. Más tarde, se encontró en la posición inusual de recibir enseñanzas de uno de sus estudiantes cercanos, Jamgon Lodro Thaye, quien había sido lo suficientemente afortunado de recibir las raras enseñanzas Tercho, que ahora pasó a su gurú, el Karmapa. Thegchog Dorje enseñó extensamente en Tíbet.

Identificó al décimo Situpa, Pema Kunzang, pero fue Jamgon Lodro Thaye, quien llegó a ser el siguiente sustentador del linaje.

Jamgon Kongtrul Lodro Thaye (1813 – 1899)

Jamgon Kongtrul Lodro Thaye (1813-1899) nació en la aldea de Rangyab, en la provincia de Derge, en Tíbet oriental. Tanto el Buda, en el Samadhirajasutra, como Padmasambhava, en las termas (enseñanzas secretas escondidas para posterior revelación) habían predicho la venida de esta persona. El Buda lo describió como un individuo extraordinario que beneficiaría a muchos seres. En su momento, se convirtió en el maestro del decimoquinto Karmapa, Khakyab Dorje, dándole las enseñanzas Kagyu completas.

El decimoquinto Karmapa Khakyab Dorje (1871 – 1922)

El decimoquinto Karmapa, Khakyab Dorje (1871-1922), recitó el mantra de Chenrezig al momento de su nacimiento en el pueblo de Sheikor en la provincia de Tsang en Tíbet central. Cinco años más tarde fue capaz de leer las escrituras. Reconocido y entronizado por el noveno Kyabgon Drukchen, Khakyab Dorje recibió las enseñanzas Kagyu por Jamgon Kongtrul Lodro Thaye. Khenchen Tashi Ozer y otros maestros completaron su educación.

Él pasó a enseñar y dar empoderamientos a lo largo de Tíbet, y conservó muchos textos raros al haberlos reimpreso. A diferencia de los Karmapas anteriores, Khakyab Dorje se casó y tuvo tres hijos, dos de los cuales reconoció como el segundo Jamgon Kongtrul y el decimosegundo Shamarpa, Jamyang Rinpoche.

Entre sus estudiantes más cercanos estaban Situ Pema Wangchok Gyalpo (qcquien Karmapa había reconocido como la reencarnación de Situpa), Jamgon Palden Khyentse Ozer, y Beru Khyentse Lodro Mizay Jampa’i Gocha.

El decimo primer Situpa Pema Wangchog Gyalpo (1886 – 1953)

El decimoprimer Situpa, Pema Wangchog Gyalpo (1886-1953), fue entronizado por Karmapa, quien se convirtió en su maestro principal, dándole las enseñanzas últimas del linaje Kagyu. Jamgon Lodro Thaye también tuvo un papel importante en su educación. Después de muchos años de estudio con una gama de maestros, Situpa emergió como un erudito consumado, que viajó a lo largo de Tíbet, compartiendo sus conocimientos. Más tarde encontró, entronizó y educó al decimosexto Karmapa, Rangjung Rigpe Dorje.

El segundo Jamgon Kontrul Palden Kyentse Oser (1904 – 1953)

El segundo Jamgon Kontrul, Palden Kyentse Oser fue hijo del decimoquinto Karmapa, nació en el monasterio de Tsurphu. Fue identificado y entronizado por su padre, quien le dio las enseñanzas Kagyu completas. Kyentse Oser fue a Tsadra Rinchen Drag, la sede del primer Jamgon Kontrul, y allí estudió con muchos maestros excelentes, entre ellos Zurmang Trungpa Chokyi Nyinche. Enseñando por Tíbet, él puso gran énfasis en la práctica personal de la meditación. Como sustentador del dorado linaje Kagyu, transmitió su conocimiento más profundo al próximo Karmapa.

El decimosexto Karmapa Rangjung Rigpe Dorje (1924 – 1981)

El decimosexto Karmapa, Rangjung Rigpe Dorje (1924-1981), nació en Denkhok, en la provincia de Derge en el este de Tíbet. A Jampal Tsultrim, el asistente personal del XV Karmapa, le fue confiada por su maestro, una carta que establecía las circunstancias de su nueva encarnación. Jampal Tsultrim ahora entregó esta carta a las autoridades del monasterio de Tsurpu, quienes hicieron que Beru Khyentse, Situpa y Jamgon Kontrul aclararan ciertos puntos y enviaron a un grupo de búsqueda, el cual localizó exitosamente al niño. Fue llevado al monasterio de Palpung, en donde Situ Pema Wangchok le dio su ordenación, los votos del bodhisattva y muchas enseñanzas. Adicionalmente, Beru Khyentse Lodro Mizat Pampa’i Gocha le enseñó el tantra, Bo Kangkar Rinpoche le enseñó los sutras, y Jamgon Palden Kyentse Oser le enseñó Mahamudra y las Seis Yogas de Naropa. Él vendría a considerar a Situ Pema Wangchok y a Jamgon Palden Kyentse Oser como sus gurús principales. El Dalai Lama, con funcionarios del gobierno y muchos altos lamas, incluyendo al decimosexto Karmapa, asistieron a conversaciones en Beijing, con la esperanza de negociar un acuerdo.

Su vida tomó el patrón de sus predecesores, viajando y enseñando a lo largo del país. Pero entonces, intervinieron circunstancias políticas, con la invasión de Tíbet en 1950 por los chinos. El Dalai Lama, con funcionarios del gobierno y muchos altos lamas, incluyendo al decimosexto Karmapa, asistieron a conversaciones en Beijing, con la esperanza de negociar un acuerdo. Las discusiones tuvieron éxito al ganar algún tiempo para el pueblo tibetano, pero en 1959 China procedió a anexar a Tíbet a su territorio, momento en el que Karmapa huyó a India.

El rey de Sikkim, Tashi Namgyal, ofreció una tierra a Karmapa, sobre la cual construyó el monasterio de Rumtek. También aceptó una invitación para ir a Bután de parte su rey, Jigme Dorje Wangchuk. Viajó a Ladakh, enseñando en varios monasterios, antes de ir en peregrinación a los sitios sagrados en India y Nepal. Sus viajes continuaron ampliándose en sus esfuerzos para difundir el Dharma; en 1974 llegó por primera vez a Occidente, debido a que Centros de Dharma se habían establecido por todo el mundo, y él atrajo a un número cada vez mayor de seguidores.

Apéndice

Un Karmapa no se ha discutido en este texto. La biografía de Chogyur Lingpa, un maestro nyingma y terton (uno quien revela las termas, o enseñanzas ocultas de Padmasambhava), relata que entre el decimocuarto y decimoquinto Karmapa hubo una reencarnación, nacido en el seno de una familia relacionada con el decimocuarto Karmapa, quien vivió sólo dos años.

Si uno cuenta esta encarnación, Khakyab Dorje se convierte en el decimosexto Karmapa, y Rangjung Rigpe Dorje en el decimoséptimo, lo cual hace más comprensible la predicción del quinto Karmapa, Deshin Shegpa, en el sentido de que entre el final de la vida del decimosexto Karmapa y el inicio de la vida del decimoséptimo, la enseñanza budista decaería en Tíbet, los chinos se levantarían en contra de su emperador, cuya línea terminará, los chinos se invadirán y ocuparán Tíbet, y que los dos países sufrirán y soportarán la pobreza.

Traducido del Sitio Oficial del XVII Karmapa Trinley Thaye Dorje