¿Cómo funciona el Renacimiento?

Para comprender esto, es importante saber que la mente no es producida por el cerebro no permanente, pero es transformada por este. La corriente de conciencia de información es mantenida junta por la ilusión de un “yo” y se mueve de una existencia condicionada a la siguiente, recogiendo las experiencias que maduran como nuestra próxima vida. La naturaleza como el espacio de la mente no puede morir o nacer/ser creada. Lo que realmente renace es este flujo de conciencia en constante cambio, como un río. Creer que somos un “yo” permanente, es una equivocación básica, que lleva después de la muerte y resultará en nuestro próximo renacimiento condicionado.

Nuestro cuerpo y mente experimentan una serie de impresiones sensoriales y subconscientes en constante cambio, una impresión es reemplazada por la siguiente, donde nada permanente en nuestro cuerpo, sentimientos o pensamientos puede ser encontrado. En la muerte, esta corriente de conciencia es aislada de las experiencias sensoriales del cuerpo. Las tendencias más fuertes de la mente, madurarán y nos conectarán con nuestro próximo cuerpo, físico o mental.